Diseño del alcorque con la gama de productos GreenleafLos productos Greenleaf se han desarrollado especialmente para cumplir los requisitos de un diseño del alcorque eficaz:

Espacio disponible para las raíces: se suele aceptar que la mayoría de los árboles requiere un volumen de enraizamiento equivalente a 0,6 veces la zona de cobertura de la copa del árbol maduro para poder establecerse satisfactoriamente. En la naturaleza, una raíz madura se extenderá por una zona que abarque alrededor de 2 o 3 veces la zona de cobertura de la copa. Sin embargo, los alcorques se pueden diseñar para proporcionar el volumen de enraizamiento indicado, como mínimo, con la forma del espacio adaptada al lugar en cuestión. De este modo se asegura un excelente comienzo para el árbol.

Requisitos de ingeniería: muchos alcorques se sitúan justo al lado de carreteras y edificios, por lo que es esencial tener en cuenta el volumen de las raíces. Los requisitos de diseño de las superficies rígidas se oponen frontalmente con los requisitos hortícolas, por lo que hay que plantearse la integración de estructuras modulares para la tierra o similares desde las primeras fases del proyecto para incorporarlos en el diseño del alcorque.

Control de raíces: ¿un entorno pavimentado o canalizaciones de suministros cerca? En ese caso, habrá que especificar el control de raíces en función de lo que haya que proteger y dónde se sitúe en relación con el alcorque. Para un entorno pavimentado continuo, por ejemplo, es necesario controlar las raíces hacia abajo, al menos 300 mm, para evitar la ondulación del pavimento.

Consulte nuestra sección de control de raíces para obtener más información.

Riego: la falta de agua y nutrientes es el principal destructor de los árboles recién plantados en el Reino Unido. Los diseños de los alcorques deberían incorporar los medios para un riego eficaz, especialmente los tres primeros años.

Drenaje: los alcorques saturados de agua pueden volverse anaeróbicos, lo que acabaría con el árbol. El drenaje debe plantearse cuidadosamente desde el principio del diseño.

Aireación: aunque es una circunstancia menos conocida, no por ello es menos importante que las tierras y raíces necesitan aire para vivir.

Si la placa de las raíces se cubre de un pavimento impermeable, no puede haber un intercambio de gases vital en la zona de las raíces. Un diseño de alcorque adecuado debería incluir una forma de facilitar el suministro de aire bajo tierra.

Soporte: ¿cómo asegurar que un árbol esté debidamente asentado? El uso de anclajes subterráneos es una opción muy recomendable para los alcorques urbanos, porque no molestan. El uso de tutores y bridas es otra opción, pero requieren un mantenimiento.

Sobre el suelo: ¿en qué tipo de entorno se realiza la plantación? En algunos lugares es esencial la protección al nivel del suelo, para evitar que el árbol sufra un vandalismo gratuito o sea víctima de una falta de atención que pueda destruirlo. Hay que decidir si se necesitan rejas para árboles, protectores verticales u otras medidas de protección en torno al alcorque.

Los factores indicados anteriormente cubren el 90% de los motivos del fracaso de un árbol urbano. Los productos Arborsystem de Greenleaf pueden combinarse para tratar cualquiera de ellos, en función de las necesidades para que el diseño del alcorque sea eficaz y satisfactorio y contribuya a que los árboles crezcan con vigor y buena salud.