En las siguientes páginas se describen algunos árboles aptos para ser plantados en el centro de las ciudades. A la hora de seleccionar estos árboles se han tenido en cuenta factores como su valor ornamental, su resistencia y el nivel de mantenimiento requerido. En general, son árboles que no requieren mucho mantenimiento. Por supuesto, el centro de la ciudad es la zona que más atención recibe dentro de la ciudad. Por eso, es probable que el mantenimiento sea más alto. El grado de mantenimiento dependerá de distintos factores, como el número de árboles por metro cuadrado o el tamaño de los árboles en el momento de su plantación. Por tanto, a la hora de establecer un plan de mantenimiento es esencial asignar el presupuesto que se destinará al mantenimiento por zonas.

Los árboles seleccionados están listados a continuación. Le recomendamos que lea cada página para obtener información detallada sobre cada especie y ver la variedad que aconsejamos nosotros.

Acer Campestre Elsrijk arce
Acer campestre

Acer campestre «Elsrijk», arce
El arce es un árbol de tamaño medio, muy resistente, de copa tupida, ancha, de forma piramidal y en el extremo con forma de huevo. Puede alcanzar los 12 metros de altura. Sus hojas son venadas y cambian de color en otoño, donde lucen de un color amarillo brillante. Es prácticamente inmune al mildiu y es idóneo para plantearlo como árbol de calle o de plazas. Prefiere los suelos pesados y calcáreos, pero también crece en terrenos arenosos si no son demasiado secos. Los cultivares de Acer campestre permiten la creación de formas muy atractivas, en bloques, cubos o cilindros.


Betula Utilis
Betula utilis

Betula utilis «Doorenbos», abedul
Este árbol tiene su origen en las montañas de gran altura de China y el Himalaya, de ahí que también se lo conozca como «abedul del Himalaya». Su corteza es de un atractivo blanco brillante. Es fina, y tiende a pelarse; en el Himalaya, se utilizaba como papel.


arbolado-otoñal-de-la-haya-sylvatica-del-fagus
Fagus sylvatica

Fagus sylvatica «Dawyck», haya
Por su crecimiento en vertical, con apenas 3 metros de diámetro, este árbol resulta ideal para zonas donde haya limitaciones de espacio o donde se requieran árboles de dimensiones contenidas. En la madurez, tiene una altura de entre 20 y 25 metros y sus raíces no penetran a gran profundidad, entonces la sal que se vierte en las calles en invierno puede afectarle. Requiere una zona amplia y despejada alrededor del tronco o un espacio en un parterre. Las hojas son de color verde oscuro y en otoño se tiñen de amarillos y castaños. El hayuco, su fruto, también crece en el otoño. Los suelos más apropiados deben contar con un buen drenaje, tener una cantidad abundante de mantillo y no deben ser demasiado húmedos. El haya Fagus sylvatica «Dawyck» purpúrea se caracteriza por un follaje de color morado oscuro, y la variedad «Dawyck» dorada tiene un follaje de color verde pálido que brota de color amarillo. La Fagus sylvatica común y la de hoja roja, «Atropunicea» son ideales como árboles formados.


Fraxinus Americana Skyline
Fraxinus Americana

Fraxinus Americana «Skyline», fresno 

Se trata de un árbol muy bonito, de tonos rojizos y anaranjados otoñales. Crece a lo alto y no es muy ancho al principio, pero con el tiempo forma una copa ancha, con forma ovalada, de unos 10 m, y puede llegar a medir 15 m de altura. Este árbol prefiere los lugares soleados o semisombreados, en terrenos húmedos y con buen drenaje. Tolera una ligera acidez y soporta bien el viento. Este cultivar no produce semillas porque es un árbol macho. 


Quercus Robur Fastigiate
Quercus robur

Quercus robur «Fastigiate Koster», roble

Se trata de una variedad estrecha y vertical del roble común. Este árbol llega a los 15 a 20 m de altura, con un contorno de entre 3 y 5 m. Las ramas suelen nacer a baja altura del tronco y, dado que tienden a crecer en vertical, la forma del árbol es agradable, cerrada. Es un árbol ideal para calles estrechas cuyas raíces no tienden a crecer por la superficie. Prefiere una tierra rica en humus y húmeda, aunque con un buen drenaje. De este modo las raíces pueden crecer en profundidad. En otoño, el follaje verde se vuelve amarillo y aparecen las bellotas de forma ovalada.


Populus simonii Fastigiata
Populus simonii

Populus simonii «Fastigiata», álamo

El álamo es un árbol estrecho que crece en vertical inicialmente, pero que con el tiempo va ganando anchura. Las hojas pequeñas producen un movimiento continuo. Crece hasta los 10 a 15 m de altura. Puede plantarse sobre terrenos arcillosos (no es demasiado pesado) y arenosos, y también tolera las tierras húmedas.


Tilia cordata
Tilia cordata

Tilia cordata «Rancho», tilo

Esta variedad de tilo es muy adecuada para las zonas urbanas, porque tolera bien el viento y sobrevive en superficies asfaltadas cerradas. Además, es prácticamente inmune al mielato y a la micosis negra. Puede crecer hasta los 10 a 12 m en altura. Los árboles forman una copa estrecha, cónica o aovada, de hasta 6 u 8 metros de ancho. Las hojas de color verde pálido son pequeñas, con forma de corazón, y en otoño se tiñen de un hermoso color amarillo. En el verano, florece con flores de un amarillo brillante que desprenden un olor dulce. Crece en cualquier tipo de tierra y tolera las sequías. Muchos tipos de tilos son árboles formados.


Sorbus Latifolia
Sorbus latifolia

Sorbus latifolia «Henk Vink», serbal blanco 

El serbal blanco es un árbol vigoroso y robusto, de corona estrecha y piramidal. Este árbol alcanza los diez a doce metros de altura. En mayo, las flores de color blanco roto aparecen en ramilletes, seguidas de multitud de bayas de color marrón rojizo. Las hojas son de color verde brillante en la superficie y de color gris aterciopelado por debajo. Es ideal para zonas urbanas y se puede plantar incluso en suelos. También tolera el viento, incluso en zonas costeras.


Ulmus Columella
Ulmus

Ulmus «Columella», olmo

Este árbol tiende a crecer a lo alto, es de copa estrecha y transparente. Llega a los 15 a 20 m de altura. Lo más importante es que es resistente a las plagas de grafiosis. Las hojas son pequeñas, de bordes aserrados y de color verde. Son ideales para los entornos urbanos y zonas costeras. Crece en terrenos arenosos y arcillosos, y también tolera las tierras húmedas. Gusta de los terrenos alcalinos.