A continuación presentamos un resumen breve de algunos de los distintos beneficios de las zonas urbanas arboladas que las autoridades locales, desarrolladores, planificadores urbanos, arquitectos y especificadores deberían conocer.

Para obtener información detallada, descárguese nuestra guía gratuita de los beneficios de las zonas urbanas arboladas.

Salud: los árboles viarios tienen efectos muy positivos para paliar la incidencia de cáncer de piel, asma, hipertensión y enfermedades asociadas al estrés en los habitantes de las ciudades. Además, ofrecen diversos beneficios psicológicos. Consulte nuestra guía de beneficios de las zonas urbanas arboladas para obtener más información.

Eficacia: un estudio realizado por Natural England ha calculado que cada libra destinada a la plantación de árboles supondría un ahorro de siete libras en términos de infraestructuras y costes energéticos.

El valor de las propiedades: las zonas urbanas arboladas pueden aumentar el valor de un terreno o inmueble. Estudios independientes muestran un constante aumento del valor de la propiedad en las calles arboladas, que sitúan entre el 5 y el 15%.

Disminución de la delincuencia: los investigadores han descubierto que en las zonas urbanas arboladas con árboles maduros se produce una reducción en el número de delitos violentos y menores, incluidos los casos de violencia doméstica. Para obtener más información, consulte nuestra documentación completa.

Calidad del aire: la investigación ha mostrado que se produce un 60% de reducción en el volumen de partículas de gases de los tubos de escape, por ejemplo, en las calles arboladas. Por cada 10% que se aumente la copa del árbol, se logra una reducción de entre el 3 y el 7% en los niveles de ozono. Consulte nuestra guía de beneficios de las zonas urbanas arboladas para obtener más información.

Efectos de refrigeración: un árbol maduro puede lograr los mismos efectos de refrigeración que 10 aires acondicionados aptos para una habitación. Esto significa que los árboles que hay en las zonas urbanas son herramientas efectivas para reducir con eficacia las islas de calor y los puntos calientes de las ciudades. Los árboles pueden ahorrar hasta un 10% en consumo de energía local, gracias a su efecto moderador del clima local.

Para obtener información más detallada, descárguese nuestra guía gratuita sobre los numerosos beneficios que aportan las zonas urbanas arboladas, como la atenuación del tráfico, la gestión de las aguas de las tormentas, la cohesión de las comunidades, la reducción de las emisiones de carbono, etc.